Del mismo modo, actualmente, se están revisando los requisitos para las candidaturas a la organización de la Copa Mundial de la FIFA 2026, proceso en el que la FIFA ha contado con el apoyo técnico de la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos y del Prof. Ruggie. Asimismo, la FIFA acaba de incluir un artículo adicional sobre derechos humanos en la última versión de sus estatutos, aprobados por el Congreso extraordinario de la FIFA el 26 de febrero de 2016 (v. art. 3 del borrador de los estatutos).

Por otra parte, y en un ámbito deportivo más amplio, recientemente el Consejo de la Unión Europea ha publicado las Conclusiones sobre la potenciación de la integridad, la transparencia y la buena gobernanza en los grandes acontecimientos deportivos  que hace un llamamiento a  garantizar el uso de procedimientos transparentes y democráticos en todas las fases de los grandes acontecimientos deportivos y exigir que así lo hagan también todos los demás participantes, prestando especial atención a informar a la opinión pública y a fomentar su participación, a la rendición de cuentas, la evaluación, la auditoría y la presentación de informes independientes, y llevar a cabo un análisis coste-beneficio fiable antes de seleccionar una candidatura.

Del mismo modo, se hace alusión a la aplicación de criterios transparentes y pertinentes para el apoyo público a las entidades participantes, exigiendo, por ejemplo, la aplicación de los principios básicos de buena gobernanza, así como la transparencia y democracia de los procedimientos empleados por tales entidades y solicitar que todas las partes interesadas que intervengan como socios en grandes acontecimientos deportivos cumplan normas internacionales reconocidas y participen en iniciativas como el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de las Naciones Unidas o las normas ISO 26000 y 20121.

Finalmente citar la también reciente puesta en marcha la Comisión de Integridad en el Deporte por Transparencia Internacional, de la que forman parte 23 miembros y de la que forma parte nuestro colaborador de Agora, David Espinar. La misión de esta Comisión es proponer medidas para prevenir y dificultar todo tipo de prácticas ilegales o vinculadas a la corrupción que afectan al mundo del deporte en general. La Comisión efectuará diagnósticos de los riesgos que existen en base a diversas malas prácticas relacionadas con la corrupción y la falta de transparencia, como la no rendición de cuentas, el amaño de partidos, dopaje o sistemas de apuestas ilegales, y propondrá cambios institucionales y organizativos. De igual forma, desarrollará un trabajo de seguimiento para comprobar el grado de corrección de ese tipo de abusos.